Seleccionar página

Aunque el impacto general a nivel macro de los bajos precios del petróleo puede ser cuestión de debates respecto a algunos países, las consecuencias a escala sectorial y de títulos probablemente son más directas.
En general, las áreas en las que el petróleo es un input tenderán a salir ganando, mientras que aquellas cuyos ingresos están correlacionados positivamente con los precios del crudo tenderán a perder.

De esta forma, los principales sectores que van a salir beneficiados en un contexto de precios bajos del petróleo son:

– Automóviles: los precios bajos del petróleo reducen los costes de producción y respaldan la demanda de vehículos a motor, especialmente utilitarios deportivos de alto consumo de gasolina.

– Agricultura: los precios bajos del petróleo tienden a reducir diversos costes operativos de las instalaciones agrícolas, los fertilizantes y los gastos de transporte.

– Químicos: ya que el petróleo puede suponer una proporción considerable de los costes del sector en materias primas, los precios bajos del petróleo tienden a favorecer los márgenes de explotación de las empresas químicas.

– Líneas aéreas: el combustible representa alrededor de un tercio de los costes operativos del sector, por lo que los precios bajos del petróleo pueden ser muy beneficiosos para los márgenes y beneficios de explotación de las líneas aéreas en la medida en que las compras de combustible no se hayan cubierto a niveles de precios más altos.

Y a continuación, los sectores perdedores en un contexto de precios bajos del petróleo:

– Exploración y producción de petróleo: los ingresos de estas empresas son los más correlacionados con los precios del petróleo y los precios bajos pueden ser especialmente perjudiciales para acciones y bonos del sector, sobre todo los de costes de equilibrio altos y apalancamiento elevado.

– Bienes de equipos de energía: los precios bajos del petróleo suponen menores inversiones en exploración y producción, lo que significa menor demanda de bienes de equipos de energía, sobre todo de las empresas más expuestas a fuentes petroleras de costes más altos.

– Energías alternativas/limpias: los precios bajos del petróleo reducen el atractivo económico de una serie de productos de energías limpias y renovables.

A %d blogueros les gusta esto: