La actual situación económica y las previsiones para los próximos años, sobre todo en materia de pensiones, hace necesario tener un plan B y quizás un plan C. Los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) se configuran como una fabulosa alternativa para el medio y largo plazo. A continuación os explicaré todo lo que debéis saber para contratar un PIAS con todas las garantías para estar seguro.
La idea de contratar un PIAS puede rondar por la cabeza de más de una persona. En la actualidad, los Planes Individuales de Ahorro Sistemático son una formidable oportunidad para generar ahorro (y rentabilidad) en el medio y largo plazo.
Si decidimos contratar un PIAS debemos considerarlo como una inversión muy a largo plazo, con una ventana temporal de, al menos, 15 años y, lo ideal, es tenerlo como un dinero que usaremos para completar nuestra pensión en el momento de la jubilación. Si 15 años te parece un plazo muy largo o a día de hoy no te preocupa tu pensión (cuestión que deberías replantearte porque de lo contrario es un gran error), es probable que necesites otro tipo de producto de ahorro.
1.- ¿Qué es un PIAS? Concepto y definición
El PIAS (Plan Individual de Ahorro Sistemático) es un tipo de producto financiero que nace en el año 2007 y que hoy en día ofrece una de las mejores fiscalidades del mercado. Es un instrumento de ahorro-previsión y podríamos situarlo en un punto intermedio entre los planes de pensiones y los seguros de vida.
Básicamente, con un PIAS podremos realizar aportaciones periódicas y obtener una rentabilidad por ellas. Esa rentabilidad vendrá determinada por los productos financieros en los que invierta ese PIAS. Es decir, podremos encontrar un PIAS que invierta en renta fija, otro que invierta en renta variable, otro que lo haga en productos mixtos, e incluso, otro que lo realice en productos monetarios o renta fija a corto plazo.
2.- Ventajas y desventajas de contratar un PIAS
Si analizamos lo que nos ofrece un PIAS, lo único que podemos encontrar son múltiples ventajas. Os cuento el porqué :
•Podremos recuperar nuestra inversión en cualquier momento.
•El rescate podrá hacerse de una sola vez o en forma de renta vitalicia.
•La tributación será diferente en función de la opción de rescate por la que optemos.
•El rescate ideal de un PIAS es a los 70 años en forma de renta vitalicia. De esta forma, apenas pagaremos impuestos al rescatar nuestro PIAS.
•Si optamos por ahorrar mediante un PIAS, la tributación se hará mediante Rendimiento del Capital Mobiliario con un tipo efectivo realmente bajo.
•Todo PIAS lleva vinculado un seguro de vida.
•Al ser un seguro de vida no puede ser embargado y al ser un dinero disponible, podemos usarlo ante bancos y acreedores como garantía a la hora de pedir préstamos y créditos.
En comparación a un plan de pensiones, las aportaciones que hagamos a un PIAS no podrán desgravarse de nuestro IRPF, pero ten en cuenta que cuando rescatemos nuestro plan de pensiones, las cantidades que percibamos sí se sumarán a nuestra base imponible. Dicho de otro modo, todo aquello que hoy te desgravas de la renta por tu plan de pensiones, lo pagarás llegado el momento de rescatarlo. Todo esto se debe a que cuando se rescata un PIAS, tribute como rendimiento de capital mobiliario, frente a un plan de pensiones, que lo hace como rendimiento del trabajo cuyo tipo de gravamen suele ser muy superior.
3.- Limites de las aportaciones a un PIAS
Otro aspecto a tener en cuenta es cuánto podemos aportar a un PIAS. Los límites actuales se refieren a máximo de 8.000 euros anuales y 240.000 euros a lo largo de toda la vida de la persona. Son cantidades realmente importantes y lo suficientemente grandes para tener aportaciones que permitan obtener buenos beneficios.
4.- ¿En qué invierte un PIAS?
Para aclarar lo comentado anteriornte, el PIAS puede invertir en cualquier tipo de activo. Cada PIAS establece los productos en los que invertirá el dinero de sus partícipes y podrá ir desde productos de Renga Fija a cualquier tipo de acciones o productos de renta variable.
Lo mejor es buscar un PIAS que nos permita tener flexibilidad a la hora de elegir dónde invertir nuestro dinero.
Lo habitual es que encuentres PIAS con rentabilidad garantizada y muy poca flexibilidad, lo que suele ser muy atractivo para las personas que antes invertían en depósitos, sin embargo, el PIAS Estrategia 5 de Aegon o el Multinversión de Generali permiten elegir entre cinco estrategias de inversión.
5.- ¿En qué fijarse antes de contratar un PIAS?
Si estás pensando en contratar un PIAS, debes prestar atención a varias cuestiones entre las que destacan:
•En qué se invertirá tu dinero: es fundamental saber dónde estará tu dinero y cuáles son los riesgos de invertir en ese tipo de activos. Tienes que buscar un PIAS que invierta en productos con los que te encuentres cómod@ y sean los adecuados a tu situación familiar, edad…
•Condiciones particulares de tu PIAS: todo PIAS tiene una serie de particularidades y conviene tenerlas muy claras. Algunos tienen limitaciones a la hora de hacer aportaciones extraordinarias, otros pueden tener mayores comisiones de gestión, saber qué dinero se dedica al seguro de vida… Es muy importante tenerlo todo muy claro.
Por ello, es imprescindible preguntar absolutamente todo y no dejarte nada en el tintero. Las ventajas de un PIAS son muchas, pero quizás no es el producto que necesitas, sobre todo si no piensas tener invertido tu dinero durante varios años porque, aunque lo puedas rescatar, los verdaderos efectos del interés compuesto y las ventajas fiscales las verás a largo plazo. Otros motivos por los que puede no ser el producto más adecuado son: si quieres invertir más de 8.000€ al año o solo deseas hacer una aportación al principio, etc.
Si te surge cualquier duda, lo mejor es que me mandes un correo a través del formulario de contacto de este blog.
¿Cuál es el mejor PIAS del mercado?
Hoy por hoy, los que considero mejores PIAS del Mercado son el Estrategia 5 de Aegon, el PIAS fijo de Generali y el PIAS Multinversión de Generali gracias a la posibilidad que ofrece de apostar por diferentes estrategias de inversión que ofrecen los variables y a la elevada rentabilidad que ofrece el PIAS fijo de Generali. En los variables, las distintas estrategias van desde una garantizada en la que, como mínimo, tendrás una rentabilidad del 1,1% en el caso del de Aegón (trimestralmente se podrá fijar una rentabilidad mayor), siendo superior en el de Generali a una estrategia agresiva en la que un 85% de tu capital se invertirá en renta variable.
Lo mejor de estos planes es que no tienes porqué limitarte a una única estrategia y podrás dividir el patrimonio que aportes entre las diferentes estrategias que AEGON y Generali ponen a tu disposición en estos PIAS.
En el caso del fijo, la seguridad debe ser tu primera premise y si es así, estás ante el major product sin ninguna duda, ya que cuenta con una estupenda flexibilidad en cuanto a los rescates, aportaciones, etc.

A %d blogueros les gusta esto: