Beltrán de la Lastra, presidente y director de Inversiones de Bestinver, cree que lo más opuesto a la filosofía de inversión que aplican en la gestora no es la gestión pasiva, sino una gestión activa falsa, a la que define como “cobrar comisiones y no hacer nada distinto a lo que hace el mercado”. Y es que, según de la Lastra, “saber más que el mercado es muy difícil, cuesta muchas horas de análisis”.

Desde que llegase a la gestora hace año y medio, el principal reto del director de Inversiones de la firma ha sido construir un equipo de análisis con una experiencia adecuada y un alto nivel de conexión en las áreas que quieren estar concentrados. “

Muchas horas de análisis se traduce, según de la Lastra, en una lista de la compra que “ha dado su fruto cuando han venido momentos turbulentos”. Ese nivel de análisis y la paciencia en la ejecución son las claves que han favorecido sus resultados tanto en 2015 como en los primeros meses de 2016.

Con esta actitud han conseguido consolidar resultados. Un periodo en el que “el mercado entró en desorden, no en pánico”. Esto significa, según sus palabras, que el precio viene marcado por participantes que, para su decisión de compra, no se fijan en el precio.

Otro factor importante en su gestión en este inicio de año fue el poder hacer uso de la liquidez. Iniciaron el 2016 con un 10% y ha llegado a estar en un 3%. Ahora de nuevo se sitúa en la banda del 8% al 10%. “La liquidez es una fuente de retornos, solo puedes aprovechar las caídas si la tienes”. Además, relacionado con lo anterior, solo se puede hacer uso de ella de forma rápida si tienes muchas horas de análisis detrás.

Tener prudencia y aprovechar caídas es parte de su filosofía en la que, incluso, esa paciencia puede significar a veces el abandonar una idea. Sin embargo, en estos meses han encontrado oportunidades y han aprovechado para aumentar exposición a algunas compañías que ya tenían en cartera y disminuirlo en otras cuyas valoraciones no eran ya tan atractivas.

Alta rotación

La cartera internacional, en el ultimo año y medio, tiene un ratio de rotación más alto de lo normal, en torno al 70%, intensificándose este primer trimestre. Dentro del desorden han accedido a empresas de sectores más castigados como materias primas y petróleo pero con el objetivo de no perder dinero y que fueran compañías con flujo de caja y no endeudadas. De esta forma, no capturas todo el upside pero me garantiza no perder el dinero.

Por su parte, en la cartera ibéricahan rotado menos la cartera que la internacional y se han dirigido a ideas muy específicas, como es el caso de Euskatel, Aena o Telefónica, compañías en las que han aumentado su exposición. En cambio, han reducido peso en Galp e Iberdrola.

Los riesgos siguen latentes. Los temas que más les extrañan son las políticas de los bancos centrales. Le preocupa ver como Unilever emita un bono a cuatro años con una TIR al 0%.

Para el director de Inversiones de Bestinver, la mejor manera de combatirlo es invertir en activos reales como la bolsa. De hecho, están preparados para aprovechar esta situación como una oportunidad”. En definitiva, la clave es seguir siendo honestos con su filosofía de inversión.

Acuerdo con EFPA

Esta misma semana Bestinver ha firmado un acuerdo de colaboración con EFPA España. La gestora apoyará a la labor de cualificación y certificación profesional de EFPA España en el sector financiero, así como en otros proyectos de la asociación para adaptar la oferta de productos financieros a la legislación y recomendaciones vigentes.

A %d blogueros les gusta esto: