Hay personas que saben que, en algún momento de su vida, recibirá unn patrimonio familiar vinculado, en muchas ocasiones, al negocio común. En otros casos, sin embargo, será la propia vida la que les sitúe en esta posición. Unos y otros necesitarán conocer las claves para hacerse cargo de una forma responsable y productiva de un patrimonio familiar. Estas son algunas de las más relevantes:
1.- Formación
En una etapa previa y también de forma continua, es fundamental educarse y formarse en todo lo relacionado con gestión empresarial, tendencias en gestión del patrimonio, ahorro, inversiones, liderazgo, formación de los sucesores y otras materias.
2.- Planificación y estrategia
Es aconsejable separar el negocio del patrimonio familiar. Planificar con perspectiva las inversiones patrimoniales, los objetivos, plazos y personas que nos van a ayudar en la gestión del patrimonio. Consensuar una estrategia global de creación de riqueza, definir si las necesidades del patrimonio familiar apuntan a una estrategia patrimonial básica o a una más avanzada.
3.- Contar con asesoramiento
La gestión del patrimonio familiar es compleja y conviene seleccionar de forma rigurosa a asesores y equipos de gestión de inversiones que aporten profesionalidad, trato experto y personalizado. Asesoramiento financiero, fiscal y cualquier otro que se considere necesario.
4.- Evaluar los riesgos.
Es prioritario definir el perfil de riesgo de la familia. Realizar un análisis global de riesgos; desde una posible mala evolución del sector industrial al que pertenezca el negocio, hasta riesgos financieros, de cambios en la estructura familiar y otros no controlables. En las inversiones esto llevará a una diversificación geográfica y de activos, así como a una adecuación al perfil de riesgo.
5.- El factor emocional
Involucrar a los miembros de la familia. Transmitir los valores personales y la ética. Gestión emocional de las relaciones para lograr una cohesión. Importancia de la cooperación familiar multigeneracional.
6.- Fiscalidad
Las condiciones impositivas son algo cambiante que afecta de forma directa al resultado de la gestión patrimonial, es necesario conocer bien la fiscalidad y revisarla periódicamente con los asesores. Transmisión patrimonial, planificación sucesoria fiscalmente eficiente.
7.- Evaluar resultados
Mantener en todo momento el control de la gestión patrimonial, aunque se deleguen responsabilidades parciales. Medir periódicamente los resultados de la estrategia e inversiones realizadas y realizar los ajustes que sean necesarios, de forma que se cuente siempre con agilidad para adaptarse a los momentos cambiantes del negocio, del núcleo familiar o de las condiciones económicas y sociales generales. Que todas las decisiones se tomen en base a datos, sin dejar nada al azar ni a la rutina.

De esta forma, nuestras posibilidades de tener éxito en la gestión de un patrimonio que nos ha sido otorgado por una herencia, serán mucho mayores.

A %d blogueros les gusta esto: