Seleccionar página

Los economistas del Banco Central Europeo decidieron el jueves mejorar las previsiones de crecimiento de la economía de la eurozona en 2016 hasta el 1,6% desde el 1,4% estimado en marzo.

Paralelamente, mantuvieron la previsión de 2017 en el 1,7% y bajaron la de 2018 al 1,7% desde el 1,8%.

El martes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico mejoró también su previsión de crecimiento del bloque al 1,6% desde el 1,3% en febrero para este año.

La economía de la Eurozona creció un 1,6% en 2015.

En cuanto a la inflación, los expertos del BCE esperan que el Índice de Precios de Consumo suba un 0,2% en 2016, frente a la anterior estimación de un 0,1%, y que se incrementen un 1,3% en 2017 y un 1,6% en 2018.

A %d blogueros les gusta esto: