Seleccionar página

Las reservas de petróleo de Estados Unidos cayeron menos de lo esperado en la semana finalizada el 27 de mayo, mientras que los inventarios de gasolina se redujeron más de lo previsto, de acuerdo con los datos publicados el jueves por el Departamento de Energía estadounidense.

Las reservas de petróleo bajaron en 1,4 millones de barriles a 535,7 millones, pero todavía están en niveles históricamente altos para esta época del año, dijo el departamento. Los analistas consultados por The Wall Street Journal habían estimado que las reservas caerían en 2,6 millones de barriles.

El crudo almacenado en Cushing, Oklahoma, el centro de distribución de las reservas de petróleo estadounidenses, disminuyó en 704.000 barriles a 66,9 millones, señaló el departamento en su informe semanal.

Por su parte, las reservas de gasolina cayeron en 1,5 millones de barriles a 238,6 millones. Los analistas esperaban un descenso de 600.000 barriles.

Las reservas de destilados, como el gasóleo para calefacción o el diésel, bajaron en 1,3 millones de barriles a 149,6 millones, pero siguen «muy por encima» del límite superior del rango medio, añadió. Los analistas esperaban un descenso de 600.000 barriles respecto a la semana anterior.

Finalmente, la utilización de la capacidad de refino creció sólo en 0,1 puntos porcentuales respecto a la semana previa hasta el 89,8%. Los analistas esperaban un incremento de 0,8 puntos porcentuales frente a la semana anterior.

A %d blogueros les gusta esto: