Seleccionar página

Existe una creencia entre muchos inversores que volatilidad es igual a riesgo, y esto no es cierto.

Según la RAE (Real Academía Española), es la inestabilidad de los precios de un activo en los mercados financieros. Se puede medir entre la diferencia entre un pico máximo y uno mínimo que llegue a alcanzar un activo.
En cambio, el riesgo es el obtener una pérdida permanente del patrimonio.
En mi opinión, para aquellos inversores con un enfoque value y a largo plazo, la volatilidad genera oportunidades ya que nos permite comprar un activo barato para venderlo cuando llegue el precio objetivo que nos hayamos marcado.
Otro aspecto muy importante en este aspecto, es el contar con un margen de seguridad y hay en algunas ocasiones que aún comprando con estos márgenes de seguridad, podemos equivocarnos.

Para identificar las mejores oportunidades para componer nuestras carteras, es preciso analizar múltiples factores. Es preciso hacer un estudio a fondo de los balances de las empresas, barreras de entrada, ver si el equipo gestor es convincente, si la empresa tiene un negocio creíble, analizar los ratios de las compañías, etc.

Buenos y recientes ejemplos de compañías que cumplen estas características son por ejemplo Antofagasta, una empresa que cotiza en la bolsa de Lóndres que pertenece al sector de minería y extracción de oro que no tiene deuda y que tras sufrir las fuertes bajadas de los años precedentes, este año está teniendo un magnífico comportamiento en bolsa con subidas de alrededor del 20%.
Otros ejemplos de compañías que me parecen muy atractivas son Euscaltel, Rianair, Ranstad, General Dinamics, Colonial, NHT, etc.

Espero que estas pequeñas pautas os ayuden a tener un mayor éxito con vuestras inversiones.

De todas formas, si teneis alguna duda al respecto, por favor, no dudéis en consultármela.

A %d blogueros les gusta esto: